Raspador de lengua de cobre- Mínima Organics
zoom_out_map
chevron_left chevron_right

Foto orientativa

Raspador de lengua de cobre

Marca: Minima Organics

Según la milenaria medicina ayurveda, raspar la lengua por las mañanas con un raspador de cobre elimina toxinas y bacterias y también puede mejorar la digestión y el aliento.

En bolsa de 100% algodón orgánico
9,00 € (impuestos inc.) 7,44 € (impuestos excl.)
Impuestos incluidos
check En stock
>Premiamos tu fidelidad - Compra este producto para acumular 75 puntos/0,45 € para tus próximas compras. Premiamos tu fidelidad - Compra este producto para acumular 75 puntos/0,45 € para tus próximas compras. (los puntos se acumulan en tu área cliente. Necesario tener cuenta registrada)

local_shipping Envío a nuestro cargo con 70€ de productos en Península. Más detalles sobre los envíos

Características

100% cobre: Higiene de amplio espectro según la Ayurveda.

Calibre más grueso y resistente: suave en la lengua, sin riesgo de mellas.

Forma anatómica para garantizar la máxima limpieza de la superficie de la lengua. Agarre cómodo, asas de acero inoxidable tallado, sin asas de goma que se desgastan.

Recomendaciones:

1. Sostenga las asas y coloque la curva más grande en la parte inferior de la lengua;

2. Tire con cuidado hacia atrás, aplicando una ligera presión;

3. Enjuague y siga su rutina de higiene bucal.

4. Lávalo con agua después de cada uso. Luego déjalo secar naturalmente. Es completamente normal que el raspador de cobre se oscurezca con el tiempo y cuando esto ocurra frótalo con una esponja y limón. También lo puedes usar oscuro, no hay ningún problema.

Sobre Mínima Organics

Minima organics es una pequeña empresa con sede en Barcelona. Fue creada por 2 mujeres, Andrea y Juliana, que cambiaron sus hábitos de consumo reduciendo al máximo el consumo de cosas materiales para dar espacio a una vida más plena y sostenible.

Nace conectada con su "proyecto hermano": la Asociación Permacultural Jacutinga do Caparaó, localizada en plena Mata Atlántica, al lado del Parque Nacional del Caparaó, en Espírito Santo, Brasil. Un grupo de personas unidas por inquietudes comunes -entre ellas, las fundadoras de Mínima- han adquirido 18 hectáreas de una tierra degradada por la actividad pecuaria. En este rico bioma dejan que la naturaleza haga su labor de regalarse sin la interferencia del beneficio humano, a la vez que estudian y experimentan distintas prácticas para la transición hacia un mundo más sostenible. Destinan el 1% de sus beneficios a la asociación.

Su principal objetivo es ofrecer productos que hagan pensar el qué, cómo y porqué consumimos. Son productos naturales, seguros, veganos, ecológicos y sin plástico.
MIN-RaspadorL