Portacepillos de bambú 100% biodegradable
zoom_out_map
chevron_left chevron_right

Foto orientativa

Portacepillos de bambú 100% biodegradable

Marca: Minima Organics

Ecológico - Biodegradable

Soporte individual de bambú es resistente a la humedad. Tiene peso suficiente para que tu cepillo de dientes se mantenga seguro en posición vertical y el agujero en la parte inferior permite la ventilación para que se seque tras cada uso.
6,00 € (impuestos inc.) 4,96 € (impuestos excl.)
Impuestos incluidos
check En stock
>Premiamos tu fidelidad - Compra este producto para acumular 50 puntos/0,30 € para tus próximas compras. Premiamos tu fidelidad - Compra este producto para acumular 50 puntos/0,30 € para tus próximas compras. (los puntos se acumulan en tu área cliente. Necesario tener cuenta registrada)

local_shipping Envío a nuestro cargo con 70€ de productos en Península. Más detalles sobre los envíos

Portacepillos de Bambú 100% Biodegradable.

Sostenible: La barrera natural antibacteriana del bambú es la principal razón por la cual es la planta que más rápido crece en el planeta, convirtiéndolo uno de los materiales más sostenible del hasta la fecha.

Certificación forestal: El bambú moso con el que está hecho el soporte tiene la certificación forestal estándar FCS

Ecológico: el crecimiento del bambú se da en condiciones naturales, y no requiere pesticidas ni fertilizantes adicionales.

Biodegradable: Puede descomponerse de manera natural en la tierra en aproximadamente 3 meses.

Embalaje sin plástico. En lo que respecta al embalaje, hemos utilizado cartón reciclable.

Sobre Mínima Organics

Minima organics es una pequeña empresa con sede en Barcelona. Fue creada por 2 mujeres, Andrea y Juliana, que cambiaron sus hábitos de consumo reduciendo al máximo el consumo de cosas materiales para dar espacio a una vida más plena y sostenible.

Nace conectada con su "proyecto hermano": la Asociación Permacultural Jacutinga do Caparaó, localizada en plena Mata Atlántica, al lado del Parque Nacional del Caparaó, en Espírito Santo, Brasil. Un grupo de personas unidas por inquietudes comunes -entre ellas, las fundadoras de Mínima- han adquirido 18 hectáreas de una tierra degradada por la actividad pecuaria. En este rico bioma dejan que la naturaleza haga su labor de regalarse sin la interferencia del beneficio humano, a la vez que estudian y experimentan distintas prácticas para la transición hacia un mundo más sostenible. Destinan el 1% de sus beneficios a la asociación.

Su principal objetivo es ofrecer productos que hagan pensar el qué, cómo y porqué consumimos. Son productos naturales, seguros, veganos, ecológicos y sin plástico.
MIN-PortaCepillos