Leche facial de rosa y albaricoque

Leche limpiadora facial con albaricoque y rosa


Después de estar todo el día sin parar, de un lado a otro, nuestra piel se ve sometida a las agresiones externas, el sol, el viento, el humo del tabaco y la contaminación en general. Por eso es importante una correcta limpieza de nuestra cara, sobre todo por la noche. Tenemos que limpiarla de todas las impurezas y de restos de maquillaje para que se relaje y pueda respirar mejor. Esta leche limpiadora tiene una textura de mousse que la hace irresistible, pero sobre todo su gran atractivo está en que limpia la piel en profundidad a la vez que la suaviza. Para eso, tenemos que coger una pequeña cantidad, nos la aplicamos por el rostro masajeando un poquito, y seguidamente nos enjuagamos. Los hidrolatos van muy bien para después de la limpieza facial, nos sirven de tónico; e hidratamos la cara con una crema adecuada a nuestro tipo de piel.

Material necesario:

Es importante desinfectar todo antes de empezar.

Para 100 gr.

Fase A:

Fase B:

Fase C:

Modo de proceder:
  1. Pesamos en un recipiente la fase A.
  2. Pesamos en otro recipiente la fase B.
  3. Ponemos al baño María las 2 fases.
  4. Una vez deshecho el emulsionante, los retiramos del fuego.
  5. Agregamos la fase A a la fase B y mezclamos con la batidora durante 2 minutos.
  6. Introducimos, sin dejar de batir el recipiente en un bol con agua y hielo y batimos 1 minuto más.
  7. Agregamos la fase C y mezclamos con la varilla.
  8. Medimos el pH, nos tiene que dar entre 5 y 7. Para bajarlo, mezclamos ácido cítrico con agua y vamos añadiendo poco a poco a nuestra preparación hasta conseguir el pH adecuado.
Tendremos que agitar antes de cada uso.

Aquí tenéis un ejemplo de cómo hacer una crema, con fotos y los pasos a seguir.

 

Artículos relacionados

4 Comentarios post

  1. Gema dice:

    hola me encanta esta receta super super un besazo

  2. Irene M. dice:

    Una receta maravillosa, me deja la piel limpia y suave, me encanta. Pero me ha quedado un poco líquida, yo creo que eche la cantidad exacta de ingredientes, pero, ¿cómo puedo hacer para espesarla un poco?
    Muchas gracias. Besos

    • Hola Irene, para que te quede más espesa puedes añadir más emulsionante. La próxima vez le echas un gramo más, si aún así te queda líquida a la próxima otro gramo más hasta que consigas la textura que te guste. Otra forma sería sustituir la pulpa de aloe vera por gel de aloe vera, o gelificar la pulpa con goma xantana. Gracias por seguir mi blog. Un abrazo. Sandy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *