Leche exfoliante con karité y bambú

La exfoliación es un gesto importante en nuestros cuidados de belleza. Con ella eliminamos pieles muertas dejando la piel más luminosa, limpia y con un tono más uniforme. Además, de este modo, se facilita una mejor absorción de los activos tan beneficiosos para el bienestar de nuestra piel.

Esta receta es en realidad un ungüento, eso quiere decir que es una mezcla de manteca con aceite y que no lleva agua. La leche se forma sobre nuestra piel, cuando el ungüento entra en contacto con el agua. El emulsionante que hemos incluido es el responsable de esta transformación tan agradable.

Como aceite esencial he elegido el de lemongrass por sus notas cítricas tan frescas y joviales que aportan una reconfortante sensación de bienestar.

Material necesario:

Receta para unos 100 gr.:

Antes de empezar es importante leer las pautas de higiene.

Cómo proceder:

  • Se pesa en el vaso de precipitado la manteca, el aceite de sésamo y el emulsionante y se ponen al baño maría.
  • Se retira del fuego cuando el emulsionante y la manteca  estén medio derretidos y mezclamos para que se acabe de fundir con su propio calor.
  • Una vez todo derretido añadimos el bambú removiendo bien con la varilla.
  • Introduciremos el vaso de precipitado en un bol con agua y mucho hielo sin dejar de remover durante unos minutos. Esto es importante para conseguir que la preparación coja la consistencia suficiente para que el emulsionante y el bambú no vayan hacia el fondo, sino que esté todo bien repartido y homogeneizado.
  • Cuando haya enfriado un poco la mezcla pero todavía esté líquido se agrega el aceite esencial y la vitamina E.
  • Se sigue mezclando hasta que la mezcla se vuelva blanquecina y la textura sea un poco espesa.
  • Envasamos y guardamos un rato más en la nevera si hiciera falta.

Forma de uso:

  • Facial: se aplica un fina capa sobre el rostro. Se humedecen las manos y con suaves movimientos circulares vamos convirtiendo el ungüento en leche. Después de un par de minutos exfoliando se retira bien con agua tibia y por último se aplica algún hidrolato adaptado a nuestro tipo de piel para dejar la piel bien limpia.
  • Corporal*: en  la ducha justo antes de salir, se aplica el ungüento haciendo un suave masaje por todo el cuerpo. Una vez realizado se enjuagua y ya está.

*Os recomiendo que cojáis la cantidad que vayáis a necesitar antes de entrar en la ducha ya que si entrase agua en el envase, el ungüento se podría echar a perder.

Sandy García Denis

Todos los productos de nuestras recetas podéis encontrarlos en www.tutallernatural.com y, para mayor facilidad, haciendo «click» en el nombre de cada ingrediente.

Si no tenéis tiempo, también tenemos productos naturales ya hechos de muchísima calidad al mejor precio:

     

Los textos y fotos de nuestra web están protegidos derechos de autor según la Licencia Creative Commons.

Así que, por favor, si compartes, cita la fuente. Gracias

Licencia Creative Commons

El contenido de este blog por tutallernatural.com se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Basada en una obra en www.tutallernatural.com.

Los términos de uso de la licencia son los siguientes: Reconocimiento (autoría y citación de la fuenta) – Uso noComercial – CompartirIgual (by-nc-sa): No se permite un uso comercial de la obra original ni de las posibles obras derivadas, la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original.

Artículos relacionados

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *