Gel para niños con miel y vainilla

Gel de ducha para peques
La piel de los más pequeños de la casa es suave y delicada y como tal tenemos que tratarla. Ha habido un aumento de entre un 200% y un 300% de dermatitis atópica en estas 3 últimas décadas. Muchos de los ingredientes que se encuentran en los productos de higiene y cosmética, tanto de adulto como de niños, están en el punto de mira (Phenoxietanol, metilisotiazolinona, perfume, PEG, PPG, etc.). Es importante saber que la piel de un bebé es mucho más sensible y permeable a las sustancias químicas.

Así que como siempre en tutallernatural, vamos a preparar un gel de ducha natural, suave y reconfortante.


Para este gel veréis que he utilizado agua pero lo podéis sustituir por algún hidrolato, en este caso os aconsejo los de manzanilla romana, lavanda o azahar. También podéis hacer infusión de avena o aprovechar las flores de malva que empiezan a florecer. Estas dos plantas son muy ricas en mucílagos, lo que le confiere la capacidad de suavizar y proteger la piel además de ser cicatrizante y antiinflamatorio, así que es ideal para pieles delicadas, frágiles e irritadas.


Le he añadido macerado de caléndula y  miel ya que ambos también son amigos de las pieles sensibles e irritadas. 

Le he agregado un extracto natural de vainilla porque los bebés son muy sensibles a este aroma. Estudios demuestran que la vainilla en olfacción reduce en más de un 35% el riesgo de apneas en bebés prematuros. Es un olor que les reconforta, les relaja y les aporta bienestar.

Para unos 100 ml.:

Antes de empezar es importante leer las pautas de higiene.

Cómo proceder:

  • Se mide el agua en el vaso de precipitado*, se pesa la goma xantana y se bate con la mini batidora hasta conseguir un gel.
  • Se agrega el resto de ingredientes y se mezcla todo bien con la varilla
  • Se mide el pH., por defecto estará alcalino, así que habrá que bajarlo. Para eso se mezcla ácido cítrico con agua y gota a gota se añade a la preparación hasta conseguir el pH adecuado, en este caso lo dejaremos sobre 5.5 aproximadamente.
  • Se pasa al envase.
*Si no tenéis un vaso de precipitado para medir tan poca cantidad, lo más fácil es hacerlo con cucharadas.
1 cuchara sopera = 10 ml.
1 cucharilla = 5 ml.
Estas medidas son aproximadas pero así es fácil y cómodo.

Si vuestro hijo tiene la piel atópica os aconsejo lo siguiente:
  • Usar ropa de algodón o lino y evitar las prendas sintéticas
  • Lavar la ropa con jabón neutro o nueces de lavado (incluido sábanas y toallas)
  • No usar suavizante, podéis sustituirlo por vinagre
  • Recomiendo los baños de avena para aliviar la piel irritada
  • Hidratar la piel con aceites vegetales de primera presión en frío y BIO
  • Leer siempre las etiquetas de los productos de higiene  y evitar los que aparecen aquí.

Si necesitáis saber de alguno más podéis buscarlo aquí. Se introduce las 3 primeras letras del ingrediente y aparecen iconos negativos o positivos si nuestro ingrediente es bueno o no.

Sandy Garcia Denis

Artículos relacionados

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *