Exfoliante facial purificante

Exfoliante facial con lino, bambú y té verde

 

La exfoliación es un gesto importante en  el cuidado de nuestra piel. Con ella se eliminan las células muertas, se activa la micro-circulación, y se potencia la regeneración celular. De este modo nuestra piel se oxigena mejor, previniendo así el envejecimiento prematuro. Notaremos nuestra piel más fina, suave y permeable, lo cual facilitará que los principios activos penetren mejor.

Para esta receta he usado bambú en polvo ya que es importante elegir un grano fino que no agreda la delicada piel de nuestro rostro. El bambú es muy rico en silicio, elemento especialmente interesante en cuidados antiarrugas y reafirmantes.
He hecho una emulsión fácil de realizar y he elegido un emulsionante (cera nº4) que deja la crema fluida para que sea más agradable a la hora de exfoliar y porque se deshace muy rápido en el aceite evitando que coja una temperatura elevada.
El aceite de lino tiene un tacto muy agradable, que penetra fácilmente la piel y la deja sedosa. Está indicado en pieles irritadas, gracias a sus propiedades cicatrizantes y  antiinflamatorias, y en prevención de las arrugas.
El té verde es muy rico en antioxidantes, activa la micro-circulación y es astringente. Estas propiedades son interesantes en cuidados antienvejecimiento.
El aloe vera es una planta de excepción aquí ya que, gracias al ácido salicílico que contiene, exfolia la piel de manera suave aparte de aportar propiedades reparadoras y anti-edad.

Material necesario:

Antes de empezar es importante leer las pautas de higiene.

Para unos 50 ml.:

Fase acuosa: 

Fase oleosa:

Resto de ingredientes:

Cómo proceder:

  • Se pesa la fase acuosa.
  • Se pesa la fase oleosa.
  • Se pone la fase oleosa (y solo la fase oleosa) al baño María hasta que haya fundido totalmente el emulsionante.
  • Se retira del fuego y seguidamente se mezcla la fase acuosa a la fase oleosa con la batidora.
  • Una vez hecha la emulsión se añaden el resto de ingredientes uno a uno mezclando todo bien con la varilla.
  • Ajustar el pH entre 5 y 7 con ácido cítrico mezclado con agua.
  • Se pasa al envase.
Se recomienda hacer una exfoliación una vez por semana (salvo las pieles con acné o cuperosis).
Sandy García Denis

 

Artículos relacionados

4 Comentarios post

  1. Muy linda receta la voy hacer, una pregunta se le puede poner aloe de la planta y que cantidad, gracias

  2. Ana Raya dice:

    Gracias por la receta!

  3. Alba dice:

    Este exfoliante es limpiador también?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *