El aceite esencial de árbol del té no hace crecer el pecho, no…

Hoy compartirnos con vosotros un fantástico artículo de nuestra querida aromatóloga Antonia Jover. Nos encanta que aclare, sin ningún género de dudas, un tema que siempre va rondando y que no nos hemos cansado de desmentir más de una vez.

¡Ni el árbol del té ni la lavanda son disruptores hormonales!

Os hacemos un copiar/pegar de su interesante artículo y al final tenéis el enlace original. ¡Que lo disfrutéis!

«Cuando toca hablar en los cursos del aceite esencial de árbol del té, suelo explicar una “anécdota aromática” que ha acabado generando una serie de escritos, artículos y afirmaciones que no son ciertas.

Hace unos 10 años se detectaron casos de ginecomastia (crecimiento de las glándulas mamarias en hombres), en realidad 3 casos en chicos en pre pubertad que habían estando utilizando un jabón que contenía lavanda y árbol del té.

A raíz de estos casos se iniciarón unos estudios in vitro para investigar si el aceite esencial de árbol del té y el de lavanda podían ser dirruptores hormonales. Y según estos estudios la respuesta fue que sí!

Expertos del sector de la aromaterapia se pusieron manos a la obra para demonstrar que no era cierto y lo consiguieron.  Fue Robert Tisserand y su equipo quienes más se implicaron en el asunto. 

Lo que lograron demostrar es que los resultados obtenidos eran erróneos debido a la contaminación por el material plástico usado en el laboratorio para las pruebas in vitro. Se sabe que los aceites esenciales en contacto con plástico pueden arrastrar sustancias de dicho plástico. Algunas de esas sustancias sí son disrruptores hormonales (por ejemplo ftalatos).

Los ensayos in vivo y los usos conocidos de ambos aceites esenciales apoyan el hecho de que ninguno de los dos tienen acciones estrogénicas.

A pesar de ello se siguen nombrando esos estudios que definen a los aceites esenciales implicados como disrruptores hormonales creando mucha confusión y originando noticias alarmistas basadas supuestamente en pruebas científicas que ya no lo son!

Se pueden leer todos los detalles del asunto en la página web del Instituto Robert Tisserand:

http://roberttisserand.com/2014/02/estrogens-in-plastic-labware/

http://roberttisserand.com/2013/02/lavender-oil-is-not-estrogenic/

Y aquí se puede descargar el escrito preparado por Robert Tisserand y su equipo (link)

Aunque suelo indicarlo en los cursos, creo no haberlo hecho en el blog: no uses plásticos para los preparados aromáticos. Usa frascos de cristal oscuro.

Sugiero que se verifique y contraste la información que te llega, no siempre todo es tan blanco o tan negro.

Y de paso invito a todas aquella madres que usan el aceite esencial de árbol del té para evitar que sus hijos cojan piojos a que se pasen al aceite esencial de lavanda, no porque el árbol del té sea malo o tóxico, sino porque no huele a gloria precisamente! El aceite esencial de lavanda o incluso el de lavandín cumplirán la misma función y son mucho más agradables!

Aprovecho la ocasión para lamentar profundamente cualquier de los ensayos científicos basados en el modelo animal. «

 

 

 

 

 

Enlace al artículo: https://aromaterapiafamiliar.wordpress.com/2017/12/14/el-aceite-esencial-de-arbol-del-te-no-hace-crecer-el-pecho-no/

Artículos relacionados

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *