Sérum equilibrante y revitalizante para el cuero cabelludo

El cuero cabelludo es una parte del cuerpo que solemos descuidar. Recibo muchas consultas sobre cómo cuidarlo de forma natural y es que es habitual tenerlo demasiado graso, seco, irritado, etc. Así que os propongo una receta en forma de gel para  equilibrarlo y revitalizarlo que si lo probáis os va a gustar mucho.

Vamos a ver los ingredientes elegidos:

Macerado acuoso de pachuli: planta ayurvédica, el pachuli se usa para tonificar el cuero cabelludo, para regular la secreción de sebo, favorecer el crecimiento capilar y se utiliza también en caso de caspa o caída. Su olor es realmente agradable. (Se podría sustituir por ortiga) (Vimos otra receta con esta planta que os ha gustado mucho)

Extracto de aloe vera: esta planta posee una acción purificante que ayuda a eliminar el exceso de sebo, pieles muertas y favorece así el crecimiento capilar. Es un activo que ayuda también en caso de sensibilidad, picores, irritaciones e incluso de caspa y caída excesiva temporal.

Betaína de remolacha: Ya os he hablado muchas veces de este activo, y a estas alturas ya sabréis que me gusta mucho. En este caso lo añado porque protege de la descamación del cuero cabelludo y ayuda a evitar la sequedad.

Aceite esencial de enebro de miera: Este aceite esencial poco conocido es muy interesante para tratar el cuero cabelludo. Por un lado es un buen equilibrante por lo que se usa para cuidar del cabello graso, apagado y caspa. (Sirve también para prevenir o eliminar los piojos o cualquier parásito, lo digo solo a modo informativo 😉 ). Su olor recuerda a una mezcla de pimienta negra y cedro del Atlas. Al ser este un aceite menos común me imagino que muchos no lo tendréis así que lo podéis sustituir por enebro común, lavanda, geranio o romero cineol. En cualquier caso recordad mirar en la ficha las contraindicaciones de cada uno de los aceites esenciales antes de usarlos.

Material necesario:

Receta para unos 50 gr.:

Antes de empezar es importante leer las pautas de higiene.

Cómo proceder:

Para el macerado acuoso de pachuli:

  • 10 gr. de pachuli en polvo
  • 90 gr. de agua
  • Se deja macerar 24 horas a temperatura ambiente.
  • Pasado este tiempo se cuelo con un filtro de café.
  • Se comprueba cuanto macerado ha quedado y se añade conservante al 0.6%.

Para la loción:

  • Se pesan todos los ingredientes en el vaso de precipitado, menos la goma xantana.
  • Se mezcla bien para que la betaína esté bien disuelta.
  • Una vez disuelta se añade la goma xantana y se deja reposar hasta que se forme el gel.
  • Se vuelve a mezclar todo bien.
  • El pH es de 5.5-6. Comprobar por si acaso.
  • Se pasa al envase. Yo he usado un envase con cuentagotas porque me resulta más cómodo para aplicar.

Forma de uso:

  • Aplicar sobre el cuero cabelludo y dejar actuar unos 15 minutos.
  • Pasado este tiempo lavar la cabeza de forma habitual con un champú suave.
  • Se puede usar de una a dos veces por semana

Antes de utilizar cualquier aceite esencial es importante leer las precauciones a tener en cuenta.

Si queréis reforzar también a nivel interno os recomiendo este producto:

forzapel-con-cistinahierrozincselenio-60-capsulas[1]

Sandy García Denis

Todos los productos de nuestras recetas podéis encontrarlos en www.tutallernatural.com y, para mayor facilidad, haciendo “click” en el nombre de cada ingrediente.

 

Los textos y fotos de nuestra web están protegidos derechos de autor según la Licencia Creative Commons.

Así que, por favor, si compartes, cita la fuente. Gracias

Licencia Creative Commons

El contenido de este blog por tutallernatural.com se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Basada en una obra en www.tutallernatural.com.

Los términos de uso de la licencia son los siguientes: Reconocimiento (autoría y citación de la fuenta) – Uso noComercial – CompartirIgual (by-nc-sa): No se permite un uso comercial de la obra original ni de las posibles obras derivadas, la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original.

Artículos relacionados

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *