Sérum bifásico “Piel de seda”

¿A estas alturas qué puedo decir de los sérums bifásicos? Son preparaciones que me encantan; me resultan muy agradables y disfruto intentando jugar con los colores y conseguir texturas delicadas. ¿Nos os parece que éste ha quedado precioso? A mí me encanta al tacto y el resultado es una piel sedosa para un producto de auténtico lujo.

Pero… ¿cuál es la ventaja de un sérum bifásico? Básicamente que contiene una fase acuosa que permite agregarle una serie de activos hidrosolubles de calidad excepcional con una fase oleosa pero sin necesidad de emulsionante ya que la “emulsión” se forma de manera mecánica al agitar el producto antes de usarlo.

Los activos hidrosolubles que he usado son, entre otros:

Ácido hialurónico: mejora la elasticidad cutánea, disminuye las arrugas y forma una capa protectora impidiendo la pérdida de agua de la piel.

Vitamina C: promueve la fabricación de colágeno y tiene un acción antioxidante.

Vitamina B5: mantiene una buena hidratación cutánea, aporta suavidad y elasticidad.

La malva real: contiene antocianinas, que es lo que le da su bonito color violeta, tal y como vemos en la foto, pero que además son potentes antioxidantes.

Y en la parte oleosa he añadido un producto fantástico y no tan conocido:

Escualano: Es un activo que se extrae del aceite de oliva y posee mucha afinidad con la piel por su similitud con los lípidos naturales cutáneos. Previene la deshidratación de la piel y ayuda a los activos a penetrar con mayor facilidad. Además tiene varias ventajas y es que no tiene color ni olor y tiene un tacto extremedamente aterciopelado que resulta muy agradable y reconfortante en la piel. Es el que podemos apreciar en la parte alta del sérum.

Como colofón para una receta que tenéis que hacer SI o SI, he escogido el aceite esencial de rosa damascena por ser un potente antiarrugas y reafirmante, aunque no me puedo olvidar de que su olor me encanta y me alegra para todo el día. No obstante, siempre lo podéis cambiar por el que más os apetezca.

Material necesario:

Receta para un envase de 30 ml.:

Fase 1:

Fase 2:

Antes de empezar es importante leer las pautas de higiene.

Cómo proceder:

  • Pesar la fase 1 y dejar hasta que el ácido hialurónico esté hidratado y la vitamina C y B5 estén disueltos (unos 5-10 minutos)
  • Se agrega la fase 2
  • Se mide el pH. Lo ideal es que esté entre 5.5-6.
  • La vitamina C acidifica bastante así que he tenido que ajustar el pH con bicarbonato sódico.
  • En 10 ml. de agua se añade 1 gr. de bicarbonato y se guarda en un envase con cuentagotas para próximos usos. Agitar hasta disolución.
  • De está preparación se añade gota a gota al sérum midiendo cada vez con la tira de pH hasta conseguir el pH adecuado.
  • Mezclar todo bien y envasar.

Forma de uso:

  • Al ser un sérum bifásico hay que agitar antes de cada uso.
  • Dependiendo del tipo de piel se puede usar antes de aplicar la crema o en sustitución.

Si no tenéis tiempo de hacer vuestra propia cosmética podéis adquirir un sérum ya hecho en nuestra tienda online:

Blog-MR-SerumLogo blog

 

Sandy García Denis

Todos los productos de nuestras recetas podéis encontrarlos en www.tutallernatural.com y, para mayor facilidad, haciendo “click” en el nombre de cada ingrediente.

Los textos y fotos de nuestra web están protegidos derechos de autor según la Licencia Creative Commons.

Así que, por favor, si compartes, cita la fuente. Gracias

Licencia Creative Commons

El contenido de este blog por tutallernatural.com se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Basada en una obra en www.tutallernatural.com.

Los términos de uso de la licencia son los siguientes: Reconocimiento (autoría y citación de la fuenta) – Uso noComercial – CompartirIgual (by-nc-sa): No se permite un uso comercial de la obra original ni de las posibles obras derivadas, la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original.

Artículos relacionados

2 Comentarios post

  1. Leticia Hernández dice:

    Hola gracias por poner a nuestro alcance estas buenísimas recetas. Se puede sustituir​ el escualano por otro aceite. Gracias

    • Sandy García Denís dice:

      Hola Leticia, lo puedes sustituir por cualquier otro aceite pero yo elegí el escualano porque es transparente y el color al mezclar queda bonito. Si el aceite tiene un color amarillo, al mezclar te quedará marrón y no es tan bonito. Haz como quieres. un saludo. Sandy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *