Desodorante “isla tropical”

Desodorante de pomelo y vainilla

 

Este desodorante tiene un olor increíblemente delicioso. La piel lo absorbe fácilmente y no deja sensación grasa en la superficie. Esto es debido a que el aceite de abissinia es un aceite de tipo “seco” y el emulsionante que hemos usado deja unas texturas ligeras y agradables, ideal para la fabricación de desodorantes.

Contiene, además, otros activos que ayudan a regular la transpiración excesiva y a luchar contra el mal olor.
La combinación del aceite esencial de pomelo junto con la vainilla es simplemente irresistible. El pomelo que hemos usado aquí no es fotosensibilizante ya que carece de furanocumarinos (se podría sustituir por ae de yuzu, de olor similar), así que no hay que preocuparse por si vamos a tomar el sol.

Material necesario:

Receta para unos 50 ml.:
Fase acuosa:
Fase oleosa:
Resto de ingredientes:
Antes de empezar es importante leer las pautas de higiene.
Cómo proceder:
  • Se pesa la fase acuosa y se pone al baño maría.
  • Se pesa la fase oleosa.
  • Se retira del fuego la fase acuosa cuando el emulsionante esté derretido y seguidamente se mezcla la fase acuosa a la fase oleosa usando la batidora.
  • Una vez hecha la emulsión se añaden el resto de ingredientes uno a uno mezclando todo bien con la varilla.
  • Se mide el pH. Lo ideal es que esté entre 5 y 5.5. Para bajarlo se mezcla ácido cítrico con un poco de agua y se añade gota a gota al desodorante hasta conseguir el pH adecuado.
  • Se pasa al envase.
Antes de utilizar cualquier aceite esencial es importante leer las precauciones a tener en cuenta.
Sandy García Denis
Artículos relacionados

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *