Caramelos de miel, própolis y aceites esenciales

Con la llegada del frío es fácil que nos resfriemos o nos duela la garganta. Estos caramelos, gracias a la miel, el própoleo y los aceites esenciales que llevan nos ayudarán a reforzar nuestras defensas y aliviarán las gargantas irritadas.

De aceites esenciales he elegido el de limón, de sobra conocido por su increíble sabor y por su acción antiséptica (para más información sobre el aceite esencial de limón podéis pinchar aquí), y el aceite esencial de pino de Siberia. Este aceite esencial tiene un sabor y un olor para mí irresisitible, que me recuerda a la navidad. Es muy eficaz en todo lo relacionado a congestiones respiratorias y alivia la tos y las irritaciones de garganta.

El própolis es un conocido antibiótico natural, se usa para estimular el sistema inmunológico y es un potente antibacteriano y antiinflamatorio. Por vía oral se utiliza para muchas enfermedades respiratorias.

Material necesario:

Podéis encontrar los ingredientes de esta receta en www.tutallernatural.com y, para mayor facilidad, haciendo «click» en el nombre de cada ingrediente.

Para unos 20 caramelos:

Podéis cambiar por el aceite esencial de pino de Siberia por el de eucalipto radiata, ravintsara, tomillo qt. linalol, tomillo qt. tujanol o árbol del té.

Antes de empezar es importante leer las pautas de higiene.

Cómo proceder:

  • Se pone la miel, el azúcar y el agua a calentar a fuego lento hasta que la mezcla alcance 160ºC sin dejar de remover con una cuchara.
  • Se retira del fuego y esperamos 1-2 minutos antes de agregar el resto de ingredientes.
  • Lo vertimos en algún molde pequeño, si hiciera falta rellenando solo hasta la mitad para que los caramelos no salgan demasiado grandes.
  • Lo guardamos en la nevera hasta que haya endurecido.
  • Se desmolda y se pasa por azúcar glas.
  • Ya están listos para saborearlos.

Antes de usar cualquier aceite esencial, leed las precauciones de uso.

No dar a menores de 7 años ni durante el embarazo.
No tomar en caso de insuficiencia renal.
6 caramelos máximo al día.

Quería compartir con vosotros este vídeo que me ha parecido muy interesante. Está en francés, lo siento para los que no lo entiendan, aunque las imágenes hablan por sí solas y os animo a que lo veáis igualmente. Se trata de una clínica de Francia donde sus médicos y enfermeras usan miel (de máxima calidad) para cicatrizar heridas importantes. Gracias a su acción antiséptica y cicatrizante dicen haber tenido un 97% de éxito sobre 3500 pacientes tratados. De todas las mieles dicen que la miel de tomillo es la más cicatrizante y antiséptica y por este motivo es la que he usado para esta receta pero podéis utilizar cualquier otra, que todas tienen propiedades fantásticas.

También tenéis la opción de adquirir un producto ya elaborado:

Caramelos de própolis o caramelos con aceites esenciales:

     Blog - Caramelos propolis       

Os queremos recomendar también la lectura de un libro precioso: «Apicultura respetuosa con las abejas»:

Blog - Apicultura libro

Estas propiedades y aplicaciones se han obtenido de obras de referencia en aromaterapia. Toda la información de esta página tiene un carácter meramente informativo, y no puede ser considerada como una información médica, ni comprometer nuestra responsabilidad legal. Consulte a su médico o profesional de la salud formado en aromaterapia para un tratamiento terapéutico específico y adecuado.

Sandy García Denis, Aromatóloga

Los textos y fotos de nuestra web están protegidos derechos de autor según la Licencia Creative Commons.

Así que, por favor, si compartes, cita la fuente. Gracias

Licencia Creative Commons

El contenido de este blog por tutallernatural.com se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Basada en una obra en www.tutallernatural.com.

Los términos de uso de la licencia son los siguientes: Reconocimiento (autoría y citación de la fuenta) – Uso noComercial – CompartirIgual (by-nc-sa): No se permite un uso comercial de la obra original ni de las posibles obras derivadas, la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original.

Artículos relacionados

12 Comentarios post

  1. Hola Dandy tengo una pregunta el propoleo, puede ser en otro estado como solido porque tengo solido y cual seria la cantidad, y en cuanto a la miel de tomillo uno la puede hacer en casa y como , la tendría que hacer

  2. NATURALMENTE dice:

    Hola a todas!!!… yo he hecho la receta al pie de la letra y me han salido geniales!!!… y están buenísimos; he tenido mucho éxito.
    También se me ha ocurrido hacerlos con otros aceites esenciales; por ejemplo para los niños con mandarina.

  3. Anonymous dice:

    hola me parecen fantasticos ¡¡¡ esta misma receta seria tambien para niños MUCHAS GRACIAS

  4. Rosi dice:

    Hola Sandy. Me gustaría comentar que aquí en el hospital Juan XXIII de Tarragona también utilizan miel para cicatrizar heridas quirúrgicas. A mi hija la curaban cada día con miel en la planta de cirujía y cuando nos dieron el alta y las curas eran externas en el CAP de Reus, nos dijeron que nos lleváramos nuestro bote de miel para que la curaran con la miel.

  5. Rosalía dice:

    Buenos días. Voy a hacer esta receta pero tengo una duda. La temperatura de la miel, el azúcar y el agua, ¿ tiene que llegar a 160º? Tengo entendido que la miel se estropea a temperatura alta.
    Un saludo.

    • Sandy García Denís dice:

      Hola Rosalía, si la mezcla no alcanza está temperatura los caramelos no cuajarán y se quedarán líquidos. Con la temperatura no es que la miel se estropee sino que se pierden propiedades, pero no hay otra forma de hacerlo (creo). Un saludo. Sandy

  6. helena pi anton dice:

    HOLA!!
    Ayer hice la receta de los caramelos. NO encontré propolis, asi que no se lo puse…
    El problema es que no cuajan, no endurecen, y llevan desde ayer en la nevera. alguna sugerencia?
    Gracias!

    • Sandy García Denís dice:

      Hola Elena, para que cuaje tienes que controlar la temperatura tal y como se explica en la receta. Si no se llega a la temperatura adecuada los caramelos no pierden suficiente agua y se quedan blandos. Un saludo. Sandy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *