¡Alerta! Mi rosal tiene una capa blanca… ¿Qué hago?

 

Tratar las rosas con aceites esenciales

Con la llegada de la primavera es habitual que las hojas de los rosales se cubran de una capa blanca.

 

Se trata de un hongo llamado oídio o ceniza o moho blanco (Uncina necator, Erisiphe polygoni, Spaeroteca pannosa…). El calor, la humedad, las lluvias prolongadas, los riegos por aspersión y los inicios de primaveras y otoños son condiciones idóneas para su desarrollo.

No solo los rosales se pueden ver afectados, otras plantas como las hortensias o el evónimo son propensos a contagiarse.

Soy jardinera profesional y cuando estudiaba me enseñaron a tratar los hongos con un fungicida químico pero tras más de 15 años usándolo he podido comprobar que no es muy eficaz. Gracias a Sandy descubrí la magia de los aceites esenciales y ella me dio la llave para iniciarme en el camino para usarlos para curar las plantas.

Y así es como di con un tratamiento natural a base de aceites esenciales realmente nuevo muy sencillo y fácil de usar:

Mezcla para unos 1000 ml.:

  • 25 gotas de aceite esencial de clavo (Eugenia cariophyllus)
  • 25 gotas de aceite esencial de ajedrea (Satureja montana)
  • 25 gotas de aceite esencial de orégano compacto (Origanum compactum)
  • 1ml de aceite portador (el aceite de oliva sirve)
  • 5 ml de jabón potásico (si no tienes jabón potásico puedes usar lavavajillas bio)
  • Añadir unas gotas de limón o vinagre para bajar el pH (opcional)
  • Rellenar con 1 litro de agua en un envase con spray

Procedimiento:

  1. En primer lugar debes eliminar todas las hojas afectadas, debes quemarlas pues son una fuente de infección. No te preocupes si el rosal se queda sin hojas, en breve brotarán de nuevo. Si no haces esto, ningún tratamiento va a ser eficaz.
  2. Agitar bien la mezcla y mojar el rosal por todas partes, incluso en el suelo (las esporas pueden estar en todas partes).
  3. Repetir el tratamiento cada 7-15 días, si llueve debes tratar más seguido porque los hongos proliferan con la humedad.
Un estudio realizado en Francia por GRAB (Groupe de Recherche en Agriculture Biologique) demostró la eficacia del aceite esencial de Clavo como fungicida por delante de otros productos. El aceite esencial de Orégano también ha sido investigado científicamente; su principio activo, el carvacrol, ha resultado ser una materia activa muy potente no solo contra los hongos, sino también contra virus y bacterias. El aceite esencial de Ajedrea es un aceite muy completo y muy equilibrado, perfecto no solo para tratar hongos sino para estimular el sistema de defensa de las plantas.
Date prisa, no hay tiempo que perder, los hongos proliferan muy rápido y cuanto antes hagas el tratamiento mejor.
En unos días vas a ver los resultados.

 

Ponlo en practica y nos cuentas qué tal te ha ido.

 

Montse Olivé Muñoz
Técnica especialista en Horticultura y Jardinería, Profesora de Jardinería, Herborista y Terapeuta Hortícola
Artículos relacionados

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *