¡Adiós al miedo a volar!

Siempre es un placer hablar con Antonia Jover y, de hecho, podemos estar horas hablando de aromaterapia; y justamente fue en una de estas conversaciones en la que surgió el tema de los miedos a volar. No pasó ni medio segundo para, nuevamente, darnos cuenta de lo extenso, fascinante y útil que puede resultar este «pequeño mundo» que es la aromaterapia. Aquí os dejo con su interesantísimo artículo:

 

Hace unos días Terpenic Labs compartió en Facebook una sinergia que sugerí para ayudar a las personas que tienen miedo a viajar en avión.
Propuse una fórmula para preparar un inhalador y comentándola con mi querida cómplice Sandy García (Tu Taller Natural) fue muy interesante comprobar una vez más la gran diversidad de enfoques y posibilidades que nos ofrece la aromaterapia.

En los cursos suelo hablar de esta gran diversidad y de las casi infinitas posibilidades que se nos ofrece a la hora de formular.
Cada aromatólogo crea sus sinergias en función de su sensibilidad, afinidades con su propia aromateca, experiencia, conocimientos adicionales, y sí bien en algunas temáticas podemos coincidir en otras cada uno le pone su “firma” muy personal. ¡Cuanta riqueza!

Por este motivo quiero compartir (con su permiso) la fórmula que Sandy García sugiere para viajar en avión sin miedo.

Personalmente considero que las dos sinergias son complementarias y usaría las dos. Usaría la sinergia que propone Sandy tan pronto supiera que tengo que realizar un viaje en avión (si todavía tuviera miedo a volar, que ya no es el caso y puedo contarlo…y lo conté aquí).

Veamos…

5 gotas de esencia de limón
4 gotas de enebro común
3 gotas de lavanda
3 gotas de abeto negro

Prepara la mezcla previamente y deja que repose (idealmente hasta un día), empapar el filtro del stick inhalador con la sinergia.

Inhala profundamente tantas veces como sea necesario.

Sandy ha pensado esta sinergia basándose en parte en la medicina tradicional china.

En MTC el miedo está relacionado con la función de los riñones donde almacenamos nuestra esencia (o energía) vital.
El miedo provoca un descenso de la energía vital, el aceite esencial de enebro va a corregir esta pérdida de energía tonificando la energía de los riñones.

Cuando nuestra fuerza vital está baja nos volvemos miedosos, por eso es importante que recuperemos unos niveles energéticos adecuados, de esta forma volveremos a sentirnos valientes.

El aceite esencial de abeto negro también trabaja sobre la energía de los riñones y más concretamente la de las suprarrenales. Aumenta el sentimiento de autoconfianza y seguridad necesarios para superar los miedos.

El aceite esencial de lavanda, reconforta y aporta equilibrio y armonía y la esencia de limón nos ayudará a tomarnos la experiencia con buen humor y optimismo…tal vez volviendo a ser como niños!

El limón ayuda a destruir las vibraciones negativas que nuestro propio miedo crea, aleja los pensamientos negativos y refuerza la confianza en uno mismo.

Estos mismos aceites esenciales se podrían aplicar por vía tópica, en este caso lo que haría es aportar una mínima modificación a la sinergia de Sandy, en lugar de limón pondría limonero (hoja), de esta forma no tendríamos que preocuparnos por la cuestión de la fotosensibilidad.

En este caso propondría 2 ml de limonero, 1,5 ml de enebro común, 1,5 ml de lavanda, 1,5 ml de abeto negro y aplicaríamos 2 gotas en las muñecas, 2 gotas en el plexo solar y 4 gotas en la zona de las suprarrenales 3 a 4 veces por día.

Y aquí dejo mi sinergia tal como la publicó Terpenic Labs.

Mi enfoque es distinto del de Sandy, pero como dije más arriba, es complementario al de Sandy.

Me he centrado en el estado nervioso que produce el miedo a volar y en la necesidad de calmar los nervios llegando a conseguir una ligera sedación gracias al aceite esencial de petit grain y al de manzanilla romana.

El aceite esencial de verbena exótica nos ayudará a relajarnos y a sentirnos optimista, además dicen que atrae a los ángeles…son sus alas las que van a llevar el avión a buen puerto!

El aceite esencial de incienso al facilitar la respiración ayudará a desconectar la mente que al fin y al cabo es la creadora de todos nuestros miedos!

¿Que tengas un feliz vuelo!

 

antonia-jover-flor-esser-01_ok[1]

Artículos relacionados

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *