¡A cada piel, su aceite!

Aceites vegetales para tu piel

 

Los aceites vegetales, verdaderos tesoros de la naturaleza, tienen una afinidad especial con la piel. Se pueden usar solos o con alguna planta o aceites esenciales para mayor bienestar de nuestra piel.
Los aceites vegetales son buenos aliados de las pieles secas, maduras, sensibles, irritadas y castigadas. El cabello y cuero cabelludo también sacarán provecho de estos buenos aceites.
Ya en la antigüedad se usaban estos aceites de belleza como signo de lujo y poder. Los antiguos egipcios dejaban macerar plantas y especies para luego utilizarlo para el cuerpo, rostro y cabello. En la India y China también hacían preparados a base de plantas y aceites para preservar la piel y el cabello hidratados.
Los aceites vegetales penetran en profundidad aportando todo lo necesario a la piel; la nutre, hidrata, revitaliza y le da elasticidad. Los ácidos grasos esenciales (omega 3, 6 y 9) tonifican, suavizan y regeneran las células de la piel. Gracias a su riqueza en vitaminas, sobre todo A, D, E y K, la piel se ve fortalecida y protegida del envejecimiento prematuro.

 

 

La importancia de elegir un aceite vegetal de calidad

 

Tenemos que ser especialmente cuidadosos a la hora de comprar nuestro aceite vegetal. Para poder beneficiarnos de todas las buenas propiedades antes citadas, nuestro aceite tiene que ser de primera presión en frío.
La presión en frío es un modo de extracción exclusivamente mecánico que se realiza a baja temperatura, conservando así todos los ácidos grasos esenciales, la vitamina E y los antioxidantes naturales, por eso no requiere ningún aditivo.
La primera extracción denominada «primera presión» es en realidad el zumo natural de los frutos, donde se encuentran todos los principios nutritivos.
Otra forma de extracción es la presión en caliente, a temperaturas de entre 80 a 120ºC. Esta forma de proceder hace que los frutos tengan un mayor rendimiento pero el resultado es la necesidad de someter los aceites vegetales a una serie de procedimientos químicos muy invasivos (refinado, desgomado, desodorización, decoloración,…) que privan a los productos finales de una gran parte de sus vitaminas, ácidos grasos esenciales y antioxidantes. De este modo, se conservan muy bien pero han perdido todas sus cualidades nutritivas y cosméticas.
A cada piel, su aceite
Ahora que nos ha quedado claro que para beneficiarnos de las propiedades de los aceites vegetales tienen que ser de primera presión en frío, nos falta saber qué aceite necesita nuestra piel.
Aquí va un pequeño resumen no exhaustivo:

Pieles secas:

Pieles grasas y mixtas

Pieles maduras:

Bebés y niños:

 

Article Tags : ,
Artículos relacionados

Comentarios post

  1. Estupendo artículo en el que nos resuelves muchas dudas de los aceites vegetales! Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *